Pastel de pollo de Costa Rica

Pastel de pollo de Costa Rica
Valoración 0,0
Típica de:Costa Rica
Categoría:() Aves
Plato:Entrante
Personas:4 Personas
Preparación:120 minutos
Dificultad:
Nivel de calorías:
Coste:

Elaboración de la receta Pastel de pollo de Costa Rica


1. Ingredientes

1 pollo de kilo y medio
8 lonchas de panceta
60 gramos de mantequilla
1 huevo cocido
100 gramos de champiñones
1 cebolla
60 mililitros de vino blanco
250 mililitros de caldo de pollo
250 g de masa de hojaldre congelada
1 huevo batido
Hierbas aromáticas a gusto

2. Preparación

Esta receta de pastel de pollo es muy típica en Costa Rica y se suele cocinar con bastante frecuencia. No se necesitan muchos accesorios de cocina pero si estás buscando ampliar tu menaje, visita los anuncios clasificados en Costa Rica.



Cortar el pollo en ocho trozos. Deshuesar y quitar la piel. Salpimentar. Envolver cada trozo de pollo con cada loncha de panceta y clavarles dos palillos para que no se desmonte. En una sartén, deshacer la mitad de la mantequilla y dorar los trozos de pollo.


Una vez dorado, dejar escurrir en una fuente con papel de cocina. Quitar los palillos y colocar los trozos de pollo en una fuente para horno junto al huevo cocido. Limpiamos el exceso de grasa de la sartén y añadimos la otra mitad de mantequilla y pochamos la cebolla e inmediatamente después, los champiñones sin que lleguen a dorarse. Añadimos el vino, dejando que cueza a fuego lento hasta que se evapore el alcohol. Vertimos el sofrito y el caldo de pollo sobre la carne hasta que quede cubierta.


Se estira la masa de hojaldre hasta conseguir un tamaño algo superior a la fuente y se pinta con huevo batido el borde de la misma. Se enrolla la masa con un rodillo y se coloca sobre el molde, haciendo presión en las paredes de la fuente para que no se mueva. Se elimina la masa que pueda sobrar y se realiza un pequeño agujero en el centro de la masa. Hay que pintar con huevo batido la parte superior de la masa.


Guardar el pastel en la nevera durante media hora para que no pierda volumen durante el horneado. Una vez transcurrido el tiempo, se calienta el horno a 200 grados y cuando esté caliente, se introduce la masa durante 20 minutos (hay que controlar que el pastel suba y quede dorado). Se baja la temperatura a 120 grados y se coloca papel de aluminio sobre la masa para que no se queme. Horneamos durante otros 45 minutos.


Se saca el pastel del horno y se espolvorean las hierbas por encima.


Es importante servir caliente para disfrutar de todo su sabor.


Servir caliente.



Comentarios