Anman

Anman
Valoración 0,0
Típica de:Japón
Categoría: Pescados
Plato:Postre
Personas:6 Personas
Preparación:120 minutos
Dificultad:
Nivel de calorías:
Coste:

Elaboración de la receta Anman


1. Ingredientes

200gr de harina
1 cucharadita y media de maicena
media cucharadita de sal
1 cucharadita y media de azúcar
media cucharadita de aceite de sésamo
media cucharadita de aceite de cocina
100cc de leche fresca, calentada
100cc de agua, calentada
Papel de cocción (suficiente para colocar en él todos los anman, os recomiendo que lo cortéis en círculos individuales para cada anman)

2. Preparación

Para empezar, mezclaremos todos los ingredientes de la base (menos la leche y el agua templadas) en un bol. Cuando todos los ingredientes de la base estén bien mezclados, añadiremos la leche y el agua ya templadas y removeremos hasta que la mezcla sea bien homogénea.

Seguidamente, trabajaremos la masa, así que os recomiendo espolvorear con un poco de harina la superfície de la cocina donde estéis trabajando (y también vuestras manos, ^_^), para amasar la mezcla hasta que la masa deje de pegarse en nuestras manos (calculo que tardaréis unos 5 minutos en conseguirlo).
Una vez amasada la masa, la cubriremos y la dejaremos reposar durante 30 minutos a temperatura ambiente.

Aparte, nos dedicaremos a preparar la pasta de azuki para el relleno (si habéis conseguido pasta de azuki ya preparada en cualquier establecimiento asiático, entonces podéis saltaros estos puntos de preparación).

En primer lugar, lavaremos bien todas las judías, las colocaremos en un cazo, las cubriremos con agua (con unos 400cc de agua, para cubrirlas bien) y a fuego alto las llevaremos a ebullición. Cuando entren en ebullición, retiraremos el cazo del fuego y escurriremos el agua. Repetiremos dicha operación dos veces más.

Seguidamente, cubriremos las azuki nuevamente con agua, las llevaremos a ebullición, bajaremos el fuego a fuego lento y las coceremos tranquilamente durante 30-40 minutos (si las judías sobresalen del agua, no dudéis en añadir más agua).

Sabremos si las judías están cocidas cuando podamos aplastarlas fácilmente con los dedos (si no podéis, entonces deberéis cocerlas un poco más). Una vez cocidas, apagaremos el fuego y dejaremos que se cuezan al vapor durante unos 10 minutos (no necesitáis la vaporera de bambú, con apagar el fuego y cubrir el cazo es suficiente).

A continuación, escurriremos las judías, pero reservaremos el líquido utilizado para hervirlas. En un cazo, añadiremos al líquido utilizado para la cocción de las azuki, la sal y el azúcar y lo calentaremos hasta que estos ingredientes se hayan disuelto completamente.

Seguidamente, apagaremos el fuego y añadiremos nuevamente las judías al cazo con el líquido. Lo dejaremos reposar durante una media hora.

Una vez transcurrido la media hora, a fuego muy lento herviremos las judías y el líquido hasta que formen una pasta lo suficientemente espesa para rellenar los anman (es decir, lo suficientemente espesa para poder hacer una bolita con las manos). Una vez conseguida la pasta del relleno, la dejaremos enfriar (para poder trabajar más comodamente).

Transcurrido el tiempo de reposo indicado para la masa de la base, cortaremos la masa en 6 partes iguales (de unos 1,25cm de grosor) en forma de círculo (algo más grande que un puño, os recomiendo poner el puño encima de la masa y cortar por fuera).

Seguidamente, colocaremos un poco del relleno de azuki (calculo que unos 50gr por anman) en el centro del círculo (si ponéis poquita pasta de azuki, el anman quedará soso, así que sin miedo) y nos dispondremos a cerrar el panecillo uniendo los extremos diagonales y enrollando en el centro para cerrar.
A continuación, colocaremos el panecillo ya cerrado sobre un trocito de papel de cocción (os recomiendo que cortéis círculos de papel y pongáis cada anman en un trocito de papel individual), lo cubriremos con un paño húmedo durante 10-15 mintuos y seguidamente lo cocinaremos al vapor durante 15 minutos (muy fácil si tenéis una vaporera de bambú, por ejemplo).

Al comer, puede que el papel de cocción se haya pegado un poquito al anman, pero no os preocupéis que se desengancha fácilmente. Además, tened en cuenta que podéis guardar durante unos cuantos días anman ya cocidos en la nevera... tan sólo tendréis que cocinarlos al vapor de nuevo durante 5 minutos para poder comerlos.



Comentarios